Dicen que Innsbruck, la capital de Tirol, en Austria, es el lugar perfecto para vacacionar tanto en verano como en invierno, porque sus pintorescas y románticas aldeas ofrecen actividades de recreación, deportivas y culturales durante todo el año. Una ciudad que combina majestuosos monumentos y edificios del pasado con el moderno pulso urbano, rodeada de agua cristalina e impresionantes montañas que siempre tienen nieve.

¿Te gustaría conocerla?

Dejar respuesta