Pueblo-Pescadores
Negocios de artesanías y comidas abundan en este paradisíaco lugar.

Muchas son las atracciones turísticas con las que cuenta República Dominicana. Una de ellas y de los sub destinos que más disfruto es Las Terrenas, ubicada justo en la Bahía de Samaná, al noroeste de la República Dominicana.

Las Terrenas se presenta ante sus visitantes con un bellísimo paisaje de cocoteros y kilómetros de playas vírgenes. Sin lugar a dudas, es un pueblo encantador en cada paso, fascinante y dinámico. Este hermoso polo turístico ha sido denominada por muchos como el tesoro mejor guardado de la Bahía de Samaná, y por otros como la Saint-Tropez del Caribe.

Y nos es para menos, porque esta localidad sorprende no sólo por sus playas de ensueño, sino por la cantidad de restaurantes gourmets de variada especialidad y discotecas de muy alto nivel, que se expanden y hacen que la vida nocturna sea intensa y vibrante.

“A las Terrenas se va a disfrutar, a pasar momentos inolvidables, porque es una especie de paraíso terrenal donde existe una extensa oferta para todos”.

Pero no es sólo la belleza de sus playas azul turquesa, su cocoteros y las verdes montañas que la bordean, sino la hospitalidad y alegría de su gente, quienes dan la bienvenida y acogida a todos y quienes se animen a visitarla.

2444805427_422127a4b5
La tranquilidad en sus playas de ensueño son motivo suficiente para querer visitarlas.

Subir hacia las Terrenas, y digo subir porque hay que bordear toda la cordillera Central a través de la carretera llamada la Loma, es toda una experiencia de viaje. Quienes la visitan no tienen su excusas para aburrirse porque hay opciones para todos. Los amantes del golf tienen su entretenimiento; si busca aventura y aumentar la adrenalina, puede hacer motocross o Four Wheel, por sus pedregosos terrenos y tupidas selvas.

Samana2
Un paseo en vela por la costa es una de las tantas actividades para relajarse en las Terrenas.

Mientras que los amantes de la naturaleza y meditación pueden levantarse cada día y admirar desde la salida del sol, hasta su hermosa puesta; caminar y disfrutar de sus playas, y del verdor de su paisaje.

Los amantes de la buena mesa estarán a sus anchas, no sólo por la gama de restaurantes de toda especialidad que existen aquí, sino porque al estar en la zona que posee mayor cantidad de cocoteros por kilómetros cuadrados en el mundo, es el lugar donde se preparan todo tipo de comidas, bebidas y dulces a base de coco. ¡Todo una verdadera delicia culinaria!

Si desea conocer un poco del alma dominicana, hacer una especie de agroturismo, donde pueda interactuar con sus pobladores y conocer de sus costumbres, cultura e historia, les invito a visitar el mejor lugar: las Terrenas, en Samaná.

 

Dejar respuesta